De venta en

De venta en farmacias

y

y parafarmacias de

CONTROL DE GLUCOSA

Controla el azúcar con esta solución.

REDUCE EL COLESTEROL

Controla el colesterol con esta solución bioactiva.

DISCONFORT INSTESTINAL

Para personas con problemas intestinales.

REGULARIDAD INTESTINAL

Mejora el estriñimiento.

REGULARIDAD INTESTINAL

Refuerza tus defensas.

AYUDA A TUS DEFENSAS

Busca tu bienestar digestivo.

DISCONFORT DIGESTIVO

Te ayuda a mitigar las posibles contaminaciones de gluten.

13 febrero, 2020

39ytú

Probióticos y embarazo: cómo pueden mejorar tu salud y la de tu bebé

Dra. Mª Salud Abellán Ruiz. Profesora. Facultad de Ciencias de la Salud en UCAM.

El consumo de probióticos en el embarazo

Probablemente has oído hablar sobre el consumo de probióticos durante el embarazo, pero no sabes si realmente son recomendables para ti y para tu bebé. En el siguiente artículo te hablaremos de las nuevas evidencias acerca del uso de probióticos no solo tras el parto, si no durante el embarazo, y los beneficios que tienen para vuestra salud.

Nutrición y complementos durante el embarazo

En el embarazo, el cuerpo de la mujer experimenta una serie de cambios inmunológicos y fisiológicos para asegurar el crecimiento y desarrollo del feto mientras se mantiene la homeostasia. En comparación con el periodo anterior, la mujer embarazada está más receptiva al cambio que supone realizar una intervención nutricional y del estilo de vida, ambas relacionadas con el estado de salud del bebé. En el embarazo y la preconcepción aumentan los requerimientos de nutrientes y la necesidad de mantener una homeostasis microbiana óptima del tracto digestivo y vaginal. La mayoría de requerimientos están cubiertos por una dieta variada y equilibrada, sin embargo, con el objetivo de mejorar el estado de salud materno y fetal se promociona el uso de complementos dietéticos como los probióticos.

La modulación de la composición de la microbiota durante el embarazo y la lactancia se ha asociado a múltiples beneficios maternos e infantiles. Los probióticos están emergiendo como una intervención efectiva para mejorar el estado de salud en la persona, e incluso en recién nacidos a término y prematuros. El sistema inmunológico actúa de mediador en las interacciones huésped-microbiota. Durante el embarazo el sistema inmune sufre una serie de cambios para adaptarse a cada fase del desarrollo fetal y obtener un embarazo a término óptimo. Estos cambios incluyen alteraciones en la población de la microbiota intestinal y vaginal que pueden modificar el estado metabólico de la madre e influir en la salud metabólica e inmunológica del lactante.

Los probióticos, no solo después del embarazo

Tradicionalmente, no se había considerado la incorporación de un microbioma en el bebé hasta el nacimiento, pero varios estudios sugieren que la placenta y el líquido amniótico median en el proceso. Las cepas que incluye la composición del microbioma placentario son Bacteroidetes, Firmicutes, Fusobacterias, Proteobacterias y Tenericutes. Además, los microorganismos maternos también están presentes en la sangre del cordón umbilical y en el meconio. Por tanto, se deduce que la ingesta de los probióticos durante el embarazo, influye en el microbioma intestinal del feto, pues modulan la presencia de bacterias presentes en el líquido amniótico.

Beneficios del uso de probióticos en el embarazo

La evidencia actual respalda un vínculo entre la modulación de la microbiota intestinal a través de la administración de probiótico y el estado de salud de la mujer embarazada y el bebé. Desde el control de la obesidad y la diabetes gestacional a la mejora de la dermatitis atópica y el desarrollo de trastornos alérgicos como el asma en el bebé.  Uno de los factores de riesgo elevado asociado al parto prematuro, al alterar la flora microbiana neonatal, es la inflamación intrauterina por vaginosis bacteriana preexistente. Tanto la vaginosis bacteriana como la colonización por estreptococos del grupo B están asociados con un número reducido de lactobacilos vaginales. Además, la presencia de bacterias patógenas en el líquido amniótico aumenta la contractilidad uterina mediada por las prostaglandinas que se producen al activar una respuesta inmune. Por ello, la suplementación con probióticos puede favorecer el crecimiento de bacterias saludables que desplacen a los patógenos, mediante la modificación del pH vaginal o el desarrollo de citoquinas antiinflamatorias. Por otro lado, en ensayos preclínicos con animales se ha observado que la intervención temprana sobre el microbioma de la mujer embarazada podría influir en la ansiedad, depresión y el estado cognitivo a través del eje microbiota- intestino- cerebro. En concreto este hecho se ha demostrado con la suplementación de probióticos con Lactobacillus rhamnosus en ratones sanos.

En conclusión, está demostrado que el uso de probióticos en el embarazo no solo no afecta negativamente al desarrollo del feto, sino que mejora su sistema inmunológico evitando problemas comunes como las alergias y reduciendo el riesgo de partos prematuros.

 

Bibliografía

Vähämiko S, Laiho A, Lund R, Isolauri E, Salminen S, Laitinen K. The impact of probiotic supplementation during pregnancy on DNA methylation of obesity-related genes in mothers and their children. European Journal of Nutrition. 2019; 58 (1): 367-77.

Rusu E, Enache G, Cursaru R, Alexescu A, Radu R, Onila O, et al. Prebiotics and probiotics in atopic dermatitis (Review). Experimental and Therapeutic Medicine. 2019; 18(2): 926-31.

Buggio L, Somigliana E, Borghi A, Vercellini P. Probiotics and vaginal microecology: fact or fancy? BMC Women's Health. 2019; 19:25.

Homayouni A, Bagheri N, Mohammad-Alizadeh-Charandabi S, et al. Prevention of Gestational Diabetes Mellitus (GDM) and Probiotics: Mechanism of action: A Review. Current Diabetes Reviews. 2019

Jarde A, Lewis-Mikhael AM, Moayyedi P, Stearns JC, Collins SM, Beyene J, et al. Pregnancy outcomes in women taking probiotics or prebiotics: a systematic review and meta-analysis. BMC Pregnancy and Childbirth. 2018; 18:14.

Baldassarre ME, Palladino V, Amoruso A, Pindinelli S, Mastromarino P, Fanelli M, et al. Rationale of Probiotic Supplementation during Pregnancy and Neonatal Period. Nutrients. 2018; 6;10(11):1693.

Grev J, Berg M, Soll R. Maternal probiotic supplementation for prevention of morbidity and mortality in preterm infants. Cochrane Database Syst Rev. 2017 (1): CD012519.

Gille C, Böer B, Marschal M, Urschitz MS, Heinecke V, Hund V, et al. Effect of Probiotics on Vaginal Health in Pregnancy. EFFPRO, a Randomized Controlled Trial. Am J Obstet Gynecol. 2016; 215(5): 608.e1-7.

Barthow C, Wickens K, Stanley T, Mitchell EA, Maude R, Abels P, et al. The Probiotics in Pregnancy Study (PiP Study): rationale and design of a double-blind randomised controlled trial to improve maternal health during pregnancy and prevent infant eczema and allergy. BMC Pregnancy Childbirth. 2016; 16 (133).

Doege K, Grajecki D, Zyriax BC, Detinkina E, Eulenburg Cz, Buhling KJ. Impact of maternal supplementation with probiotics during pregnancy on atopic eczema in childhood - a meta-analysis. British Journal of Nutrition (2012); 107, 1-6.

 


También te puede interesar

El número y variedad de las bacterias de la microbiota…

Akkermansia municiphila, conocida por muchas personas simplemente como Akkermansia, es…

Usamos Cookies propias y de terceros, para analizar los hábitos de navegación y poder distinguir usuarios en la web e identificar tecnología empleada por el usuario. Como usuario puedes aceptar las cookies o acceder a la configuración del navegador para inhabilitarlas e impedir que sean instaladas. Sin cookies es posible que tengas dificultades de navegación.