CONTROL DE GLUCOSA

Controla el azúcar con esta solución.

REDUCE EL COLESTEROL

Controla el colesterol con esta solución bioactiva.

DISCONFORT INTESTINAL

Para personas con problemas intestinales.

REGULARIDAD INTESTINAL

Mejora el estreñimiento.

AYUDA A TUS DEFENSAS

Refuerza tus defensas.

DISCONFORT DIGESTIVO

Busca tu bienestar digestivo.

INTOLERANCIA AL GLUTEN

Te ayuda a mitigar las posibles contaminaciones de gluten.

Preguntas frecuentes

  • Sí, puede tratarse de algo normal. Los aspectos nutricionales estudiados en el test son multifactoriales, es decir, dependen no solo del microbioma sino también de otros determinantes, como por ejemplo la alimentación, el estilo de vida o la predisposición genética. Por tanto, la alteración para la que usted está diagnosticado puede tener un origen ajeno al microbioma.

    Sin embargo, cabe destacar que las soluciones nutricionales ofrecidas por 39ytú pueden ser activas, en la mayoría de los casos, independientemente del origen de la alteración. Por ello, y en términos generales, estas soluciones nutricionales pueden ser un complemento para mejorar su salud.

  • 39ytú viene de los 39 millones de millones de bacterias que viven en el tracto gastrointestinal. Esta cifra es un valor medio y es variable entre individuos, pudiendo fluctuar entre 10 y 100 millones de millones.

  • La microbiota intestinal es el conjunto de microorganismos que habitan en el tracto intestinal humano. En el sistema digestivo, existen más de mil especies bacterianas y más de la mitad del peso de la materia que se encuentra en el colon corresponde a células bacterianas cuyo número es diez veces superior al de todas las células de los tejidos que constituyen el cuerpo humano. Se sugiere que estas bacterias tienen en sus genomas unas 150 veces más genes únicos que todo el genoma humano (unos 3,3 millones de genes). La mayor parte de estos microorganismos se localizan a lo largo del tracto digestivo, situándose la mayor concentración de éstos en el colon. La colonización bacteriana del intestino comienza con el nacimiento, y continúa durante toda la vida, con cambios notables en función de la edad. A lo largo de la vida la composición de la microbiota digestiva se incrementa, tanto en diversidad como en riqueza, y llega a su máximo desarrollo en la edad adulta con una composición bacteriana que permanece relativamente estable a lo largo de la vida. Aunque la composición es individual, variando entre una y otra persona, hay un número estable de géneros y especies bacterianas denominados ‘enterotipos’.

    Los cambios en los hábitos alimentarios podrían explicar hasta el 57% de la variación en la composición de la microbiota intestinal, lo que indica que la dieta juega un papel importante en el cambio de poblaciones clave de la microbiota intestinal pudiendo transformar el fenotipo saludable en una entidad inductora de enfermedad o viceversa. Por ejemplo, estudios llevados a cabo en humanos demuestran que el fenotipo obeso posee una microbiota intestinal caracterizada por el incremento de su capacidad de obtener energía a partir de la dieta mediante la sobreexpresión de genes relacionados con el metabolismo fermentativo.

  • El microbioma es el conjunto de genes de los microorganismos que componen la microbiota. Existen numerosas evidencias que apoyan la idea de que la microbiota intestinal y su genoma desempeñan un papel fundamental en la fisiología y el desarrollo del organismo. La composición y funciones del microbioma dependen de muchos factores relacionados con el estilo de vida que, a su vez, determinan el estado de salud y el riesgo de desarrollar trastornos relacionados con la alimentación y el comportamiento. Estos factores incluyen la dieta, los hábitos alimentarios, la ingesta de antibióticos e incluso el tipo de parto. La edad y el sexo también desempeñan un papel importante. Todo esto puede influir en la comunicación y las funciones del intestino, el cerebro y tejidos periféricos, como el hígado, el páncreas y el tejido adiposo.

    Entre los nuevos métodos utilizados para estudiar la ecología microbiana de las complejas comunidades bacterianas, el enfoque metagenómico es considerado como el método ‘gold standard’ para la secuenciación de alta calidad. La metagenómica es el estudio de las comunidades microbianas a través de la secuenciación de bases, análisis funcional y/o composicional de todos los genomas microbianos contenidos en una muestra. La alteración en los patrones alimentarios, como también la edad y la genética, no solo afecta al equilibrio energético sino que tiene mayor impacto en la modificación de la microbiota intestinal y en la expresión de genes de la misma.

    Si bien todavía no se conocen completamente los mecanismos por los que el microbioma influye en la salud y el bienestar, el avance en su conocimiento ayudará al desarrollo de recomendaciones dietéticas y estrategias de intervención nutricional que permitan un mayor control de sus funciones, previniendo así trastornos de conducta y relacionados con la alimentación.

  • En el organismo humano hay más células microbianas que células humanas. Casi siempre, estos microorganismos son nuestros socios en salud y contribuyen a mantener el sistema inmunitario fuerte y a la digestión de los alimentos para producir nutrientes esenciales, entre muchas otras tareas. No obstante, cada vez hay más indicios de que, en ciertas condiciones, algunos de estos microorganismos podrían empeorar nuestra salud y aumentar el riesgo de desarrollar patologías.

    A través de nuevos instrumentos genómicos, los investigadores han identificando de manera sistemática muchos microorganismos que viven tanto dentro como sobre nuestros cuerpos y con las herramientas y la información disponibles para estudiar estos ecosistemas microbianos, los investigadores están cambiando su enfoque y en vez de preguntar "¿Quién está ahí?", ahora preguntan "¿Qué están haciendo?" La meta es entender qué hacen los microorganismos para ayudar a mantener la salud humana o a crear las condiciones para las enfermedades.

    En trabajos de investigación se ha adelantado que las comunidades de microorganismos que viven en los intestinos inciden en la alimentación - o son afectadas por ésta. Los investigadores han sabido por mucho tiempo que los microorganismos digieren los alimentos que los seres humanos no pueden digerir, y, que de esta manera proporcionan los nutrientes que los humanos necesitan, de forma que el tipo de bacterias que viven en nuestro colon incide directamente en la cantidad de energía que se produce a partir de los alimentos que consumimos. Por ello no se trata solamente de lo que comemos, sino también de las bacterias que tenemos en nuestros intestinos que descomponen lo que comemos.

    Si se determina que diferentes configuraciones de microorganismos están asociadas a un menor riesgo de contraer ciertas patologías, entonces podrían prevenirse estas enfermedades, simplemente modificando las comunidades microbianas. Para diseñar estrategias de prevención y tratamiento de enfermedades, es crucial que se identifiquen los mecanismos mediante los cuales estas bacterias señalizan sus efectos en el anfitrión humano.

  • A diferencia del genoma humano, que presenta un 0,1% de variación entre individuos, el microbioma intestinal puede variar más de un 50% entre personas sanas, y más aún si se padece algún trastorno intestinal.

  • El test de microbioma se basa en el análisis del ADN de los microorganismos presentes en una muestra de tus heces. Estos microorganismos son representativos de la microbiota presente en el tracto intestinal. El análisis consiste en la secuenciación masiva de una región marcadora (subunidad 16S del ARN ribosómico), lo que permite identificar cada una de las bacterias presentes en la muestra. La abundancia de cada bacteria detectada es luego comparada mediante procedimientos estadísticos con los valores encontrados en una población control sana, formada por más de 1.000 individuos y, analizada previamente en distintos estudios científicos. En base a las desviaciones que tu microbioma presente con respecto a la población control, te recomendaremos soluciones nutricionales personalizadas para cuidar tu salud en los aspectos en los que más lo necesitas.

  • Con el fin de optimizar las soluciones nutricionales personalizadas, las recomendaciones generadas a partir del test se dirigen únicamente a los aspectos para los que su microbioma presenta más alteraciones. Esto implica que puede haber otros aspectos que presenten alteraciones, pero que quedan fuera de las recomendaciones por ser menos relevantes desde el punto de vista del microbioma.

  • Aunque su microbioma presente alteraciones, es posible que usted no perciba ningún síntoma manifiesto. Esto es debido a que los aspectos nutricionales contemplados en el test son multivariantes, es decir, dependen tanto del microbioma como de otros factores (predisposición genética, alimentación, hábitos de vida, etc.).

    Sin embargo, los marcadores incluidos en el test de microbioma han sido seleccionados en base a estudios científicos de asociación en los que se relacionan los niveles de cada marcador con una alteración en un determinado aspecto nutricional. Por tanto, es importante cuidar su microbioma, para minimizar el impacto de su predisposición al desarrollo de alteraciones nutricionales o de salud, tanto ahora como en el futuro.

  • Sí, es prioritario. Aunque todo el mundo entiende esta necesidad, no todos la cumplen.

  • La alimentación en sus aspectos conceptuales ha sufrido importantes modificaciones a lo largo de los últimos años. La necesidad de atender a nuevas exigencias sociales y de salud ha motivado la aparición de los nutracéuticos, que, además de sus funciones nutritivas generales, presentan determinadas propiedades para el mantenimiento de la salud.

    El término Nutracéutico fue acuñado desde “nutrición” y “farmacéutico” en 1989 por el Dr. Stephen DeFelice, Presidente de la Fundación para la Innovación en Medicina en Estados Unidos. El Dr. DeFelice definió la Nutracéutica como “un alimento o parte de un alimento que proporciona beneficios médicos o para la salud, incluyendo la prevención y/o el tratamiento de enfermedades”.

    Un compuesto nutracéutico se puede definir como un complemento alimenticio, presentado en una matriz no alimenticia (píldoras, cápsulas, polvo, etc.), de una sustancia natural bioactiva concentrada, presente usualmente en los alimentos y que, tomada en dosis superior a la existente en esos alimentos tiene un efecto favorable sobre la salud mayor que el que podría tener el alimento normal. Por tanto, se diferencian de los medicamentos, ya que estos suelen ser productos de síntesis y no tienen en su mayoría un origen biológico natural. Y se diferencian de los extractos e infusiones de hierbas y similares en la concentración de sus componentes y en que éstos últimos no tienen por qué tener una acción beneficiosa.

  • Los complementos alimenticios 39ytú son productos de origen natural con propiedades biológicas activas, beneficiosas para la salud y con capacidad preventiva definida. Todos sus ingredientes han sido aislados y purificados por métodos no desnaturalizantes y aportan efectos beneficiosos para la salud mejorando las funciones fisiológicas y la calidad de vida, además de ejercer una acción preventiva. Sobre los ingredientes de los productos se han realizado estudios de estabilidad, clínicos y toxicológicos que garantizan su eficacia y seguridad.

    La formulación exclusiva de los complementos alimenticios 39ytú favorece la correcta nutrición para favorecer una microbiota intestinal más saludable evitando el desarrollo de problemas de salud.

    Los complementos alimenticios 39ytú funcionan a partir de la combinación sinérgica de sus ingredientes bioactivos.

  • En ningún caso. Siempre es necesario mantener una dieta variada y equlibrada, asi como unos hábitos de vida saludables para conseguir junto con los complementos alimenticios mejorar tu estado de salud y bienestar.

  • Los complementos alimenticios 39ytú están especialmente diseñados para ser seguros para todo tipo de consumidores. En cualquier caso, en la página web encontrarás una descripción precisa de su composición e indicaciones.

  • La diferencia entre 39ytú con otros productos del mercado es que 39ytú es la única línea de complementos alimenticios que además de ingredientes para una nutrición balanceada contiene ingredientes funcionales bioactivos y probioticos específicos para cada una de las dianas de acción, todos ellos con estudios científicos que avalan su eficacia y seguridad.

    Una gran cantidad de complementos alegan prevenir aspectos relacionados con la microbiota. Sin embargo hay poca evidencia en humanos de que determinados suplementos tengan esas propiedades y no hay manera de que se tenga la seguridad de que el producto indicado en la etiqueta es lo que hay en el envase. Además, algunos pueden interactuar con los medicamentos que se toman o no han pasado el proceso de aprobación regulatoria o representan riesgos de salud, especialmente en las dosis altas que la publicidad recomienda.

    Muchos complementos suelen tener múltiples componentes bioactivos, por lo tanto, la probabilidad de interacciones se incrementa en comparación con las de los medicamentos recetados, debido a que no se conocen bien los compuestos activos de estos productos y la cantidad que se utiliza. Muchos de estos productos pueden interferir con tratamientos médicos. Adicionalmente, se han documentado efectos adversos cuando el consumo de nutrientes, tanto en la dieta como en los suplementos dietarios, excede los niveles establecidos.

    De esta manera, si no queremos dañarnos más de lo que podamos ayudarnos, deberemos elegir 39ytú pues es una línea nutracéutica con evidencia de eficacia y seguridad de uso, es analizado lote a lote para garantizar la uniformidad de composición, no produce interacciones con medicamentos y está aprobado en Europa y registrado en España.

  • No. Las embarazadas no deberían tomar ningún producto que no sea recomendado por su obstetra.

  • Aunque los ingredientes bioactivos de 39ytú no se excretan por la leche de mujer y por tanto puede ser utilizado en esta etapa, aconsejamos consultar al ginecólogo antes de tomar el producto.

  • Los complementos alimenticios de 39ytú no contienen ingredientes ni aditivos con gluten en su composición y por ello pueden ser tomados por las personas intolerantes al gluten o celiacas sin riesgo alguno.

  • Los complementos alimenticios de 39ytú no contienen lactosa en su composición por lo que las personas con intolerancia a lactosa pueden tomar el producto sin temer ningún efecto adverso. Excepto el destinado a control de glucosa que contiene lactosa, para evitar la presencia en el productos de los azúcares resultantes de la hidrólisis de la lactosa, que son glucosa y galactosa.

  • La composición de los complementos alimenticios de 39ytú es compatible con los tratamientos para la Diabetes y no contiene en su composición ingredientes que puedan empeorar su situación metabólica.

  • Los complementos alimenticios de 39ytú no contienen ninguna sustancia considerada como dopante por la Agencia Mundial Antidopaje.

  • No tiene sentido alguno utilizar los complementos alimenticios de 39ytú en menores de edad salvo que sean recomendados por el pediatra.

  • Nuestra recomendación es que tomen en el desayuno, aunque puedes tomarlos en el momento del dia que mas se ajuste a tus hábitos.

  • La posología correcta de los complementos alimenticios de 39ytú es la recomendada en los envases de los productos y de acuerdo con el informe de su microbioma (si se lo ha realizado). Si se toma una cantidad menor o se deja de tomar algún complemento alimenticio recomendado, los efectos conseguidos serán menores al reducir la dosis recibida de ingredientes bioactivos.

  • Los complementos alimenticios de 39ytú deben seguir tomándose mientras los efectos beneficiosos sean visibles o se revierta la situación que ha conllevado a la recomendación de dichos complementos. Nunca debería empezarse el uso de los complementos alimenticios de 39ytú si no se utilizan durante al menos un mes (aunque es recomendable tomarlo durante 3 meses).

  • No tomar la dosis aconsejada un día no disminuye su efecto beneficioso, que es acumulativo, aunque insistimos que para lograr los efectos perseguidos deben seguirse las instrucciones de los envases de los complementos alimenticios de 39ytú.

  • No hay contraindicación alguna para la toma de los complementos alimenticios de 39ytú junto al consumo responsable de alcohol, aunque recomendamos tomarlos junto a una dieta balanceada.

  • Los "microorganismos", también llamados microbios u organismos microscópicos, son seres vivos que sólo pueden visualizarse con el microscopio. Deriva de "micro" del griego diminuto, pequeño y "bio" del griego vida y significa, por tanto, "seres vivos diminutos". Son organismos dotados de individualidad que presentan, a diferencia de las plantas y los animales, una organización biológica elemental. En su mayoría son unicelulares, aunque en algunos casos se trate de organismos compuestos por células multinucleadas, o incluso multicelulares.

    Dentro de los microorganismos se encuentran las bacterias, las levaduras y los hongos. Algunos de ellos son patógenos, otros son inocuos y algunos, como los probióticos, son beneficiosos para nuestra salud.

  • No. Los probióticos son aquellos microorganismos vivos que, al ser agregados como suplemento en la dieta, afectan en forma beneficiosa al desarrollo de la flora microbiana en el intestino y/o a nuestra salud. Los probióticos estimulan funciones protectoras. Son lo opuesto a las bacterias patógenas que son causante de enfermedades, algunas con importantes repercusiones en la historia humana.

  • El término “probiótico” fue introducido por primera vez en 1965 por Lilly y Stillwell; a diferencia de los antibióticos, se definió al probiótico como aquel factor de origen microbiológico que estimula el crecimiento de otros organismos. En 1989, Roy Fuller enfatizó el requisito de viabilidad para los probióticos e introdujo la idea de que tienen un efecto beneficioso para el huésped. Los probióticos son microorganismos vivos que pueden incluirse en la preparación de una amplia gama de productos, incluyendo alimentos, medicamentos, y complementos alimenticios. Las especies de Lactobacilos y Bifidobacterias son las usadas más comúnmente como probióticos. En términos estrictos, sin embargo, el término “probiótico” debe reservarse para los microorganismos vivos que han demostrado en estudios humanos controlados producir un beneficio a la salud.

    Según la definición de la Organización Mundial de la Salud (OMS) los probióticos son microorganismos vivos que cuando son administrados en cantidades adecuadas confieren un beneficio de salud al huésped. Existe una gran cantidad de estudios relacionados con los beneficios generales de su consumo, y poco a poco va apareciendo suficiente evidencia en humanos que examina los efectos de los probióticos sobre distintas funciones metabólicas.

  • Tienen un nombre muy parecido y, por ello, es normal que confundamos los términos probiótico y prebiótico aunque en realidad son conceptos diferentes.

    El intestino humano está colonizado por bacterias de más de mil especies distintas, que forman la flora intestinal. Cohabitan bacterias buenas y nocivas, aunque suele haber un equilibrio entre ambas que protege de la agresión de otros microorganismos. Sin embargo, una mala alimentación, el estrés u otras situaciones pueden favorecer el crecimiento de las bacterias perjudiciales. Para mejorar la flora bacteriana intestinal están los probióticos, que son bacterias no patógenas que contribuyen al equilibrio de la flora intestinal, pueden reforzar nuestras defensas y ayudan a mejorar nuestra salud en general.

    Los prebióticos, a diferencia de los probióticos, no son bacterias vivas sino hidratos de carbono que nuestro organismo no digiere y que favorecen el crecimiento de las bacterias beneficiosas. En otras palabras, son el alimento de los probióticos y favorecen su reproducción, por lo que ayudan a mejorar nuestra salud y bienestar. Su ingesta mejora las funciones intestinales e inhibe el crecimiento de las bacterias dañinas.

  • Para que un microorganismo pueda realizar su función de protección tiene que cumplir los postulados de Huchetson: ser habitante normal del intestino, tener un tiempo corto de reproducción, ser capaz de producir compuestos antimicrobianos y ser estable durante el proceso de producción, comercialización y distribución para que pueda llegar vivo al intestino. Es importante que estos microorganismos puedan ser capaces de atravesar la barrera gástrica para poder multiplicarse y colonizar el intestino.

    Con el fin de evaluar las propiedades de los probióticos, la Consulta de Expertos de la Organización Mundial de la Salud sobre “Evaluación de las Propiedades Saludables y Nutricionales de los Probióticos en los Alimentos” propuso que se utilizaran las siguientes directrices: (a) los microorganismos probióticos utilizados deberían ser capaces no sólo de sobrevivir al paso por el aparato digestivo, sino también de proliferar en el intestino. Esto significa que deberían ser resistentes a los jugos gástricos y poder crecer en presencia de bilis, en las condiciones existentes en los intestinos, o ser consumidos en un vehículo que les permita sobrevivir al paso por el estómago y a la exposición a la bilis; (b) los probióticos deben poder ejercer sus efectos beneficiosos en el huésped mediante su crecimiento y/o actividad en el cuerpo humano. Sin embargo, lo que importa es la especificidad de la acción, y no la fuente del microorganismo; (c) es necesario perfeccionar los ensayos in vitro para comprobar y así garantizar la capacidad de los probióticos de funcionar en los seres humanos o bien realizar ensayos clínicos en humanos que permitan estudiar directamente dicha relación.

  • Se han registrado más de 10.000 estudios científicos internacionales sobre probióticos sugiriendo diversas modalidades de tratamiento desde 1954. En los últimos años se vienen publicando alrededor de 2.000 artículos por año, lo que demuestra el incremento del interés y la concienciación de los beneficios para la salud de los probióticos.

    La seguridad en el uso de probióticos es un aspecto de mucha importancia ya que su popularidad está siendo creciente. En este sentido, la Organización Mundial de la Salud establece una serie de aspectos críticos que deben evaluarse en los preparados: ausencia de genes de resistencias a antibióticos transmisibles; ausencia de actividades metabólicas perjudiciales que produzcan sustancias como el ácido D-láctico que puede ocasionar cambios neurológicos; determinación de la producción de toxinas y capacidad hemolítica y prevención de las mismas si la cepa pertenece a una especie potencialmente productora; ausencia de infectividad en animales inmunodeprimidos; existencia de estudios de vigilancia sobre los posibles efectos adversos de un consumo continuado; existencia de estudios de vigilancia sobre los posibles efectos adversos de un consumo continuado.

    Los ensayos clínicos realizados hasta la fecha no han demostrado que el uso de probióticos esté asociado a la aparición de efectos adversos de relevancia clínica.

  • Es muy difícil generar una sobredosis de probióticos. Se pueden tomar suplementos que contengan hasta 30 mil millones totales de microorganismos probióticos por día sin que esto cause algún efecto negativo orgánico.

  • Algunas personas experimentan aumento de gas intestinal, diarrea leve o malestar estomacal mientras su cuerpo se ajusta a altas dosis de probióticos.

  • Existe cierta preocupación de que los probióticos podrían crecer demasiado bien en las personas con un sistema inmunológico débil y producir infecciones. Aunque esto no ha ocurrido específicamente con los microorganismos de los complementos alimenticios de 39ytú, cuando se tiene un sistema inmunológico debilitado debe consultarse con un médico antes de usar probióticos.

    Puede haber interacciones entre probióticos y antibióticos, por lo que se recomienda que, si se toman antibióticos, la ingestión de probióticos se haga al menos con dos horas de separación, ya que al hacerlo se podría reducir la eficacia de estos microorganismos. Por el contrario, no se conoce ninguna interacción de probióticos con hierbas, suplementos o alimentos.

  • Las bacterias probióticas deben ser viables en el producto, de manera que los consumidores pueden beneficiarse de sus efectos saludables. Es necesario que estas bacterias sobrevivan a varias fases, como los tratamientos del procesamiento, las condiciones de almacenamiento y la tolerancia a las condiciones del cuerpo humano. Se han investigado diversos factores que afectan a la viabilidad y la estabilidad de las bacterias probióticas a lo largo de las fases mencionadas, desarrollando envases que protegen la viabilidad de los probióticos. Por ello los probioticos incluidos en los complementos 39ytú están envasados en dosis de uso único y en atmosfera protectora para garantizar su viablidad.

  • Los probióticos en sí mismos no producen reacciones alérgicas, pero si pueden provocarlas otros ingredientes asociados, por lo que siempre es necesario leer la lista de ingredientes, especialmente si se tiene alguna alergia definida.

  • Aunque los beneficios para la salud de los probióticos se obtienen también cuando se toman con el estómago vacío, lo mejor es tomarlos con los alimentos. El estómago es un ambiente muy ácido, pero después de comer se vuelve menos ácido lo que permite que más bacterias vivas puedan sobrevivir a la acidez gástrica y hacer su camino al tracto intestinal.

Ahora un buen balance de tu Microbiota depende de ti.