8 octubre, 2021

39ytú

EPA y DHA. ¿Qué son y cuáles son sus beneficios?

 

Los ácidos grasos poliinsaturados (AGP) de la familia omega-3 (ácido alfa-linolénico, ácido docosahexaenóico y ácido eicosapentaenóico) y omega-6 (ácido linoleico y ácido araquidónico, principalmente) constituyen una familia de nutrientes de gran importancia para el ser humano, que están involucrados directamente en la generación de la respuesta inflamatoria.

El omega -3 es un ácido graso poliinsaturado esencial de cadena larga. Es esencial porque nuestro organismo no es capaz de sintetizarlo y lo necesita para una función correcta. Hay diferentes formas de omega-3, entre ellas las más interesantes y conocidas son EPA (ácido eicosapentaenoico) Y DHA (ácido docosahexaenoico).

Los AGP omega-3, en general, participan en vías metabólicas que tienen como producto final agentes anti-inflamatorios. EPA y DHA son indispensables para el sistema inmunitario donde controlan los procesos clave que protegen nuestra salud. Juntos proporcionan numerosos e importantes beneficios para el organismo.

El papel del DHA

El ácido docosahexaenoico es constituyente de las células nerviosas y desempeña un papel importante en la estructura de las membranas. Interviene en el desarrollo y el funcionamiento del cerebro y la retina.

El papel del EPA

El ácido eicosapentaenoico es precursor de sustancias antiinflamatorias que forman parte de la familia de las prostaglandinas. El ácido eicosapentaenoico se transforma en PGE3 (prostaglandina E3), cuyos efectos antiinflamatorios podrían ser interesantes en el tratamiento de enfermedades inflamatorias: artritis, artrosis, inflamaciones crónicas, etc.

Son varias las instituciones académicas y centros de investigación que han demostrado las ventajas de incluir el Omega 3 en la alimentación. Su ingesta tiene consecuencias positivas en gran parte del organismo.

¿Dónde encontrar EPA y DHA?

Los omega-3 de tipo EPA y DHA pueden aportarse únicamente con la alimentación. Se encuentran en los aceites vegetales:

    • Aceite de colza.
    • Aceite de nuez
    • Aceite de camelina.

También están presentes en algunos alimentos:

    • Pescado graso; como la caballa, la sardina o el salmón.
    • Mariscos.
    • Nueces.

Nuestras soluciones activas, ProIntestino y ColesPro de 39ytú incluyen ácidos grasos omega-3 entre sus ingredientes.


También te puede interesar

Descubre la importancia de mantener los valores normales de glucosa…

▷ Gracias al test de microbioma de 39ytú podemos ofrecerte una solución personalizada para un correcto balance de tu microbiota. ¡Entra!

La glutamina es un aminoácido semiesencial. Nuestro cuerpo lo produce a partir de…