18 junio, 2021

39ytú

Alimentación saludable para un buen funcionamiento del intestino

Lo que comemos influye de manera muy importante en nuestro intestino. Seguir una alimentación sana y equilibrada garantiza cambios en la microbiota intestinal, y beneficios en el mantenimiento de la salud.

Una alimentación variada contribuye al equilibrio de la microbiota, a la par que proporciona a nuestro organismo todos los nutrientes necesarios para mantenerse sano. Consumir alimentos con bajo aporte energético y grasas saturadas, ricos en fibras, es decir, con abundancia de vegetales garantiza el mantenimiento de la diversidad y el buen funcionamiento de nuestra microbiota intestinal.

Alimentos que debemos incluir en nuestra alimentación

Alimentos de origen vegetal como frutas y verduras. Estos aportan polifenoles con función antioxidante que ayudan a mejorar la composición de la microbiota y su función intestinal.

Alimentos con fibra. La fibra soluble es importante ya que promueve el crecimiento y la actividad de bacterias beneficiosas por su efecto prebiótico. Se encuentra en el ajo, la cebolla, el puerro, los espárragos, las alcachofas, los tomates, los plátanos o las ciruelas, así como en cereales como el salvado y en frutos secos como las almendras. También en los productos integrales como el arroz, la pasta o el pan.

Alimentos prebióticos y probióticos.  Los prebióticos son productos alimenticios no digeribles que estimulan el crecimiento de especies bacterianas simbióticas ya presentes en el colon. Los probióticos son según la OMS, microorganismos vivos que, cuando se administran en cantidades apropiadas, confieren al huésped un beneficio para la salud.

Diversos estudios publicados muestran una reducción de la distensión abdominal y la flatulencia como resultado de tratamientos con probióticos; algunas cepas pueden aliviar el dolor. Estos estudios revelan que ciertos probióticos pueden aliviar los síntomas y mejorar la calidad de vida en pacientes con dolor abdominal.

Qué alimentos debemos evitar en exceso

Para mantener sana la microbiota intestinal es necesario evitar una alimentación con productos industrializados, comidas congeladas y precocinadas.

Debemos evitar en exceso, los alimentos con grasas saturadas y azúcares añadidos que van desde los dulces, la bollería industrial y las bebidas azucaradas, también las carnes rojas, los embutidos y los alimentos ultra procesados.

 

 


También te puede interesar

Departamento de nutrición Instituto Central Lechera Asturiana de…

▷ Gracias al test de microbioma de 39ytú podemos ofrecerte una solución personalizada para un correcto balance de tu microbiota. ¡Entra!

La glutamina es un aminoácido semiesencial. Nuestro cuerpo lo produce a partir de…